17 nov. 2014

¿Qué hay en mi mesilla de noche? | Mis lecturas actuales

Fotografía sacada de Pinterest
¡Cuánto tiempo! Perdonadme por haber estado tan ausente, tanto por aquí como por mi canal de Youtube. Pronto subiré un vídeo explicando qué ha pasado.
Hoy vengo a contaros qué libros estoy leyendo. Sí, sí, habéis leído bien... ¡libros! ¡en plural! No suelo hacer esto nunca, pero los tres son lecturas que puedo ir combinando dependiendo de mi estado de ánimo y de lo que me apetezca en ese momento, así que os voy a contar un poquito más:

Si os molan los tattoos como a mí éste es un libro indispensable. Recomiendo que si tenéis un VIPS cerca (sí, el restaurante), y tiene tienda, ¡os paséis sin falta! Tienen unas ofertazas, sobre todo en libros de arte (diseño, fotografía...) y si no recuerdo mal esta chulada no me costó ni 10 €. Te explica la historia del tatuaje, y te muestra diferentes estilos. Es genial.

No tenía pensado picar con este libro porque con Bajo la misma estrella ya tuve bastante sufrimiento... pero aquí lo tengo conmigo, y me alegro de que sea así. Para quienes no sepáis de qué trata: es básicamente el diario y la historia de Esther Earl, amiga de John Green que falleció de cáncer, y en quién podríamos decir (a grandes rasgos) se inspiró para crear el personaje de Hazel Grace, aunque él deja bien claro que son personas diferentes. 
Sí, son personas diferentes, una es real y la otra es ficción, pero puedo ver a Hazel en la fuerza, la alegría por luchar y vivir, y el sarcasmo de Esther. Lo estoy leyendo de poquitos en poquitos porque no quiero que me afecte, y sé cómo me destrozan este tipo de historias, pero con cada página me cautiva su forma de ver la vida y me enseña millones de cosas.

Y por último tengo conmigo la novela que habla de Malala Yousafzai, Premio Nobel de la Paz en 2014 y cuya historia me fascinó desde que la televisión se hizo eco de su historia. No tengo palabras para describir a esta chica... es simplemente admirable y os recomiendo a todos que leáis este libro. Os hará pensar.

Y vosotros, ¿qué tenéis en vuestra mesilla de noche?
Ah, por cierto, ¿qué me decís de mi nueva cabecera? Es obra de Em Somerville, una ilustradora que conocí por casualidad por los mundos de Internet y ¡que me enamoró! Ha diseñado esta ilustración para mí, ¿os gusta?
 photo firma_zps75f07e14.jpg

2 oct. 2014

Mis pintalabios favoritos para otoño

Empiezo este post rindiéndome ante los pies de todas esas bloggeras de belleza que suben fotos chulísimas de sus nuevos pintalabios, principalmente por dos motivos: es dificilísimo captar los colores, y se te quedan los labios como si hubieras comido 2 kg de pipas con sal.
Lo prometido es deuda, y por Twitter fuisteis bastantes las que parecíais interesadas en un post sobre mis favoritos para el otoño, ¡así que aquí está! Intentaré describir el color lo mejor posible, porque en las fotografías no se ven exactamente cómo son. Una pena.

1. Tea Rose de Nyx (Matte Lipstick). Es de los únicos tonos naturales que tengo en mi colección. Me encanta esta gama de pintalabios: geniales de precio, de textura y duración. Tea Rose es un rosa amarronado que queda muy natural.
2. Sultry. Revlon Colorburst Mattebalm. ¡Ojalá vendieran estos labiales en España! Tanto éste como uno rojo los compré por Ebay, y a pesar de no ser muy fan del efecto mentolado... me encantan. Duran una barbaridad, no resecan, son mates completamente y fáciles de aplicar por su formato jumbo. Estoy in love. Éste es un tono parecido al Tea Rose pero más oscuro, aunque en la foto no se aprecie nada (lo siento). Lo definiría como un rosa amarronado oscuro.
3. Merlot de Nyx (Matte Lipstick). Este tono rojo es impresionante. Es como un rojo aframbuesado, nada parecido al rojo típico que tira más a naranja. Además dura muchísimo.
4. Plumful de MAC. Soy fiel a los pintalabios mates, pero en este caso el Plumful es un acabado lustre, lo que en mis labios no deja muchísimo color, pero dependiendo de cuántas capas eches consigues un color u otro. Da brillo, hidrata un montón, y para esos días en los que no te sientes con ganas de llevar los labios muy potentes es una opción preciosa.

5. Tono 09 de Deliplus (Matte Lipstick). Esta colección que sacó Mercadona es una pasada. Tengo casi todos los tonos, porque la duración y el precio son alucinantes. Para mí no tienen nada que envidiar a los más caros. En la foto no se aprecia bien (otra vez), pero es un rosa fucsia con un subtono morado que además de quedar genial hace que ópticamente tus dientes parezcan más blancos.
6. Cherry Bomb de Wet n Wild. Clon del famoso Diva de MAC, y habiendo tenido éste también os digo... me quedo con el Cherry Bomb. En la foto no se aprecia del todo lo oscuro que es, porque por lo visto soy un desastre captando tonos, pero es un rojo vino aaaaaalucinante. Tal vez un poco seco al aplicarlo, y en especial estos labiales de Wet n Wild siempre los aplico con pincel (menos en la foto, por eso está cómo está) porque si no me salgo por todas partes, pero el precio es ridículo y la cobertura alucinante. Echad un vistazo a estos productos porque tienen infinidad de colores.
7. Sugar Plum Fairy de Wet n Wild. Clon del famoso Rebel de MAC, para mí el color más bonito y especial que tiene esa marca. Lo usaba tanto (el Rebel) que lo acabé, pero encontré éste y la verdad es que estoy planteándome no volver a comprar el otro. La diferencia de precio es abismal y el color es prácticamente idéntico. Depende del labio queda de una forma u otra... a mí me queda como un fucsia/morado muy potente, pero a veces también tira a vino. Un color diferente y precioso.
8. Tono 04 de Kate Moss, de Rimmel London. El que dicen es el clon del Cyber de MAC. No he tenido la oportunidad de comprobarlo, pero por internet parece que es así. Cuesta que cubra el labio, y es demasiado brillante para mí gusto (ya he dicho que me gustan mates), así que apenas lo uso, pero cuando lo hago todo el mundo me pregunta qué llevo puesto en los morretes. Es un tono totalmente diferente a cualquiera que tenga en mi colección, y creo que de vez en cuando no viene mal cambiar y volverse un poco loca. En mi foto de perfil actual de Twitter podéis apreciar mejor el color. Por cierto, si alguien sabe de un tono de este tipo pero mate ¡que me lo cuente!

Ah. Y como soy así, no lo puedo evitar, a mí los "Top 8" me crean ansiedad y siempre tengo que añadir algo... os quería hablar de mi rojo favorito en estos momentos (junto a mi Russian Red del alma): el Dragon Girl de NARS. Es... ¡es que no tengo palabras! Es el más caro que os enseño, pero creo que en este caso merece la pena gastar unos euros de más.

¿Con cuál os quedáis? 
¿Me recomendaríais alguno de vuestros favoritos?
 photo firma_zps75f07e14.jpg

15 sept. 2014

Redecorando mi habitación #2: Lunes de película

Hace poco os enseñé estas ilustraciones de Oh Gosh, Cindy! y os comenté que tenía alguna en camino, así que hoy por fin os enseño las que escogí, y aprovecho para recomendar algunas de mis pelis favoritas. 

Cualquiera que me conozca un poco sabrá que The Rocky Horror Picture Show es una de mis películas favoritas de todos los tiempos, y a la que recurro siempre que tengo un mal día, porque termina animándome quiera o no quiera. Me sé todas las canciones y me lo paso requetebién viéndola, así que estos tres personajes conocidísimos tenían que estar entre la colección. 
Las ilustraciones me parecen geniales, y las postales tienen muy buena calidad. El papel es rugoso y resistente, así que estoy encantada.

Otras pelis a las que recurro cuando tengo un mal día son las de Wes Anderson. Esas escenas, esos colores y esa fotografía... uf, ¡son una delicia! 
La primera postal es de Sam, de la peli Moonrise Kingdom, y la segunda con la adorable cara de Bill Murray pertenece a su película The Life Aquatic.

Y, por supuesto, no podía faltar mi querida Enid, de Ghost World
El envío fue bien, tardaron en llegar alrededor de una semana. El único problema que tuve fue que yo quería una frase diferente en la postal de Zissou, ya que al añadirlas al carro es posible elegir la frase, y me llegó una que no era. Tal vez no leyó mi nota en Etsy, o simplemente se olvidó, pero no es algo que me fastidie porque me sigue gustando igualmente. Os lo digo por si queréis pedir alguna para que lo tengáis en cuenta.
Lo que tengo planeado hacer con ellas es... ¡ni idea! ¿Ponerlas todas en un cartón pluma blanco? ¿Colgarlas por separado dependiendo de la peli que sea? ¿Unirlas con unas pinzas y un hilo? Ya lo veré en su momento y os lo enseñaré, si queréis, en algún post. ¡Qué ganas tengo de volver a Madrid y ponerme con ello!
 photo firma_zps75f07e14.jpg

8 sept. 2014

Receta: Patatas a la importancia (a la Marisa)

Si alguien me preguntase: "¿qué comerías a diario si solo pudieras elegir una cosa?" mi respuesta sería ésta. Las patatas a la importancia de mamá.
No soy una entendida en cocina... ni mucho menos, pero creo que este plato es típico castellano (de Palencia), aunque se hace en toda España. Es un plato barato, sencillo de preparar (aunque lo he intentado y nunca me saldrán como las de mi señora madre), y está buenísimo. Mucho. ¿Queréis saber cómo prepararlas? ¡Pues os dejo con la receta!

Ingredientes que vais a necesitar (las cantidades son a ojo, o al menos así lo hace mamá):
- Patatas. Obviamente.  
- 1 huevo para rebozar.
- Harina.
- Sal.
- Aceite de oliva.
- 1/2 ajo picado.
- Cebolla picada.
- Pimiento italiano y pimiento rojo picado.
- 1 tomate picado.
- 1 chorrito de vino blanco.
- Laurel.
- Perejil.

Cortad las patatas (ya lavadas) en rodajas no muy finitas, pero tampoco inmensas. Intentad que todas tengan más o menos el mismo grosor para que se cocinen por igual. Salad, y rebozad en una sartén con aceite. Dejad reposar.
En una sartén aparte se pocha el ajo picado, la cebolla, el perejil, el pimiento, y el tomate picado con una cucharadita de aceite. Añadid sal al gusto. Dejad que se haga lentamente. "Cuanto más tiempo, más rico", dice mi madre. Cuando ya esté pochadito añadid el chorrito de vino blanco y dejad que se evapore el alcohol. Pasad la salsa que habéis hecho por el pasapurés. Si veis que hay poca cantidad podéis echar un poco de agua. Cuando lo tengáis, en una cazuela ponéis las patatas con la salsa y dejáis cocer durante unos 12 minutos con una hoja de laurel. ¡Y ya está!

No me digáis que no tienen una pinta estupenda. Estoy editando este post y se me cae la baba mientras lo hago. Siento si he manchado esto un poco.

Y ahora queda lo mejor de todo... ¡comérselas!
Si las hacéis me encantaría que me mandaseis una foto de cómo os han quedado, y ya me contaréis si os gustan. Ah, y decidme, ¿qué plato de mamá o papá es vuestro favorito?

Que aproveche.

Edito: Ya nos las hemos comido y solo ha sobrado la hojita de laurel. Ganas me han dado de comérmela también.
 photo firma_zps75f07e14.jpg

7 sept. 2014

¿Ya es otoño? ¿Y ahora?

Es domingo y está lloviendo. Pero eso no es lo peor, lo peor es que mañana es lunes. Aquí os dejo una lista de reproducción para que empecéis la semana con buen pie y os haga compañía en estas últimas horas de domingo.

¿Soy la única emocionada por ver el otoño cada vez más cerca? Hoy fui a pasear con mi madre por el parque que está al lado de nuestra casa, y a veces creo ser todavía una niña pequeña. Me hace feliz encontrarme familias de caracoles, y hacerme fotos en los charcos. No hay nada como encontrar algo especial en lo que normalmente nos pasaría desapercibido... Así que os pongo como deberes de hoy que hagáis una foto a algún lugar/objeto/lo que sea en lo que normalmente no os fijáis pero que sin embargo os hace sonreír. 

¡¡Que tengáis una buena semana!!
 photo firma_zps75f07e14.jpg

5 sept. 2014

#fridayreads (1)

Este fin de semana pretendo leer Pajarillo de Aitor Saraiba. Sé que en cuanto lo empiece no podré dejarlo a un lado hasta acabarlo, como ya me pasó con Nada más importa
Ya os hablé de Aitor en este post, pero seguramente no será la última vez que me leáis hablar de él en este blog. Es una persona que me parece de lo más especial, transmite un buen rollo increíble y además adoro lo que hace y lo que es capaz de hacer sentir con sus dibujos. Os recomiendo que echéis un vistazo a su trabajo si no lo conocéis.

Y mi otra lectura del fin de semana va a ser Is Everybody Hanging Out Without Me? de Mindy Kaling, libro que ya he comenzado y que de momento me tiene muy entretenida. Los que ya conocéis a Mindy (por su serie The Mindy Project) sabréis que es imposible no reírse con ella, y ya solo con el prólogo me eché unas risas, así que puedo imaginar que lo que me depara esta lectura va a ser muy bueno. Es lo que necesito en estos momentos: algo que me haga reír y que me haga pasar un buen rato.
Además estoy usando este marcapáginas que me hizo Elena, una chica que conocí por las redes sociales, ¡¡¡y me chifla!!!

Y vosotros, ¿qué vais a leer este fin de semana? ¡Contadme!
 photo firma_zps75f07e14.jpg

31 ago. 2014

¿Qué leí en agosto?



Empecé el mes leyendo este cómic tan cuqui. La verdad es que me da rabia que se lea tan rápido, porque no exagero cuando digo que lo compré, lo saqué de la bolsa mientras esperaba al autobús, y me lo leí antes de que llegase. Es muy entrañable y gracioso ver las aventuras de esta pareja tan peculiar, pero que a la vez pasan por momentos tan corrientes como los que pasamos cualquiera de nosotros en nuestro día a día. Os aseguro que, además de hambre, os darán ganas de adoptarles. A los dos.

Primer libro que leo del señor Sanderson, y estoy segura de que no será el último. Steelheart está catalogado como novela juvenil, y es la primera parte de lo que parece va a ser una trilogía llamada Reckoners. Me ha fascinado la manera que tiene Brandon Sanderson de construir personajes que llegas a odiar o a amar a partes iguales, pero creo que se le dan especialmente bien los tiranos, como Steelheart, y que disfruta haciéndonos sufrir con ellos. 
El prota, David Charleston, vive solamente por una razón: vengar la muerte de su padre, y hará todo lo que tenga en su mano para lograr su propósito, pero no estará solo, contará con ayuda que no esperaba y, por supuesto, con obstáculos que harán que te muerdas las uñas hasta los nudillos.
Si no se ha llevado un 5 es porque había momentos en los que me aburría mucho, y estamos hablando de un libro no muy largo. Por otro lado, el prota a veces me sacaba un pelín de quicio. Pero nada que no pudiese soportar.
Me quedo con muchas ganas de leer la segunda parte.

Desconocía totalmente la existencia de este libro. Lo compré de chiripa, porque era muy barato (en la web de Awesome Books), porque era de la autora de Las tres caras de la luna (libro que adoré), y porque me gustaba su cubierta. Pues bien. Sally Gardner me ha cautivado de nuevo y se ha convertido en una de mis autoras favoritas. Porque hay pocos libros que me hayan hecho sentir lo que me han hecho sentir los de esta señora: emociones a borbotones cuando estoy leyendo, y sensación de vacío cuando acaba el libro. Lo que podemos llamar "resaca literaria".
El libro es raro... sí. Si no fuera raro, no sería Sally Gardner. Pero según iba leyendo y entendiendo más qué estaba pasando, me iba enamorando más y más de la historia y de sus personajes. 
Arnold Ruben adora a su hija, Amaryllis, y es por eso que ha creado una "máquina de la memoria" a la que van a parar todos sus malos recuerdos, para protegerla y que sea eternamente feliz. Pero algo sale mal y ambos tendrán que enfrentarse a las terribles consecuencias.
La prota, Amaryllis, me recordó tanto a Jane Eyre... Os prometo que he suspirado al escribir esto. Y me fascina la manera que tiene la autora de jugar con tu mente. Es que este libro es maravilloso. Y lo que me llamó la atención fue que no tiene apenas feedback en Goodreads, no es un libro tan aclamado como Maggot Moon. Pero, ¿sabéis qué? Que eso lo hace todavía más especial, porque lo siento un poquito más mío, y solo mío. Qué queréis... me he enamorado.

Gracias a Edebé tuve la oportunidad de leer este libro antes de que salga a la venta (30 de octubre), y la verdad es que me da mucha rabia que no me haya gustado. Hacía tiempo que quería leer un libro sobre sirenas, pero me ha decepcionado muchísimo. No solo por la protagonista, que es insoportable, sino por la trama, que me parece que cojea por todas partes, y como no... que la relación "amorosa" es de éstas de 24 horas en las que ya se aman y se adoran sin apenas conocerse. He echado mucho en falta que se construyera mejor la base de la historia, que se contasen detalles de la sociedad en la que está ambientada la novela... porque éstos son prácticamente inexistentes, y me ha resultado imposible situarme y meterme de lleno en ella. Una lástima.

(no se ve bien el título: es The Swallow - A Ghost Story - de Charis Cotter)
Cuando vi este libro en Netgalley me lancé de cabeza, porque algo me dijo que me iba a gustar... y no me equivocaba. No es fácil que yo pase miedo con un libro, os lo prometo, pero esta novela te sugestiona de tal forma que creía tener fantasmas observándome mientras leía. Pensé que sería un libro mucho más infantil, pero me ha sorprendido cómo trata un tema tan complicado como el de la muerte, y el de dejar marchar a alguien a quien amas.
Está contada a dos voces, las de dos niñas que parecen muy distintas la una de la otra, pero que descubrirán tener en común más de lo que imaginaban. Una ve fantasmas a diario y quiere que todo acabe, y la otra desea con todas sus fuerzas encontrarse con uno. Y un día se conocen, y no sabéis la que se lía. Acabé el libro con lagrimillas en los ojos. De verdad, totalmente recomendable.

Y desgraciadamente acabo el mes con una lectura que me ha sacado de mis casillas. Los que me sigáis por Twitter sabréis que estaba disfrutando con Winger, y la verdad es que pensé que iba a ser una novela que iba a gustarme, porque me gusta cómo está escrita y la manera que tiene de hacerte llegar la historia del prota mediante sus dibujos, que se van intercalando entre las páginas. Además tiene puntos graciosos, no lo voy a negar. Pero cuando llevas páginas y páginas leyendo comentarios sobre lo buenas que están todas las tías con las que se cruza, cuando son bastantes (demasiadas) las veces que habla del bigotazo de una de ellas de manera totalmente despectiva, cuando uno de sus mejores amigos es gay pero siente la necesidad constante de añadir un "pero no de manera homosexual" cada vez que le dice que le tiene cariño... lo único que quieres hacer es abofetearle. Sin parar. Me ha parecido totalmente sexista y homófobo, y lo peor es que todo se lo toma a guasa. Y sí, sé que tiene 14 años, pero se puede tener 14 años y no ser gilipollas.
Además no entiendo el mensaje que quiere transmitir el autor ignorando una escena horrible de bullying y dejándola pasar, como si hubiera sido algo sin importancia, para volver a la trama principal que es la pesadilla de relación del protagonista con la chica de la que está enamorado.
Las dosis de violencia en el libro son exageradas, y no solo hablo del tema del bullying... que llegó a ponerme muy incómoda y lo pasé realmente mal, sino que perdí la cuenta de las veces en las que Ryan (el prota) se mete en una pelea. Y (casi) todas por chorradas.
No entiendo qué lección voy a llevarme de un personaje egoísta y egocéntrico que es incapaz de ver más allá de sus narices, y de un grupo de personas que dejan pasar ataques homófobos hacia uno de los personajes sin hacer nada al respecto. Acabé el libro horrorizada y con una sensación terrible de impotencia. Tal vez es esto precisamente lo que quería conseguir el autor, que sufriéramos como idiotas... pero si una novela me ofende de tal manera no puedo hacer más que darle la nota más baja.
(perdonad por los tacos que haya soltado, pero solo sé expresarme así)

Y contadme, ¿qué libros habéis leído vosotros durante este mes de agosto? ¿Hay alguno de los que nombro que os gustaría leer?


 photo firma_zps75f07e14.jpg

26 ago. 2014

Tomando un respiro #2

Como ya os conté en este post, escaparme de vez en cuando al pueblo me hace muy feliz. Además de ver a la familia me distraigo, me lío a hacer fotos y disfruto mucho descubriendo nuevos lugares y recuerdos familiares.

Es un viaje corto, de unos 25 minutos, pero me encanta salir de la capital e ir viendo campos amarillos llenos de girasoles, cabras y vaquitas pastando...

 Hola, casa de la vecina.

Lucas es el perro de mis primos, y ya está muy mayor, pero siempre nos recibe con muchísima alegría.

Cómo no, cuando llevo la cámara mareo a todo el mundo. "Ponte ahí, haz así, coge esto...". Ya están acostumbrados.

Y no, no penséis mal, esa fotografía que veis (y las que habrá por aquí abajo) son del desván, la panera y el trastero, donde se va acumulando de todo. La casa de mi yaya está mucho más limpia, pero no tiene "gracia" para las fotos, entendedme. 

Ésta es la panera, y aquí subíamos mis primos y yo cuando éramos pequeños a jugar. Nos podíamos tirar horas y horas ahí arriba. Es curioso lo tiquismiquis que me he vuelto con los años, porque cuando era una enana no me importaba enguarrinarme, pero ahora ya no estoy tan segura...

Y éste es el desván. Eso que veis en la segunda foto es un mantón de manila de mi tatarabuela, y lo tenemos bien guardadito para protegerlo del paso del tiempo, pero quería enseñároslo. ¡Ah! Y el camión de bomberos era de uno de mis primos, seguro que cuando vea esta fotografía le trae muy buenos recuerdos.

Mirad, ¡discos de pizarra! Pesan una barbaridad y os aseguro que todavía suenan. Ah, y dentro de las cajitas hay agujas para el gramófono.

Es curioso, porque la fotografía, además de permitirme guardar instantes para siempre, me hace ver el mundo desde otra perspectiva. Estoy segura de que a diario pasáis por lugares en los que ni os habéis fijado, os cruzáis con personas interesantes a las que ni miráis... Tener una cámara en la mano me hace fijarme en lo que, el resto del tiempo, me pasa desapercibido. Y por eso me hace tan feliz.


 photo firma_zps75f07e14.jpg