20 oct. 2015

¡Estoy bloqueada!

¿Y si no valgo para esto? ¿Y si he elegido el camino equivocado?
Vale. Cállate. Los "y si" nos martirizan a diario y nos atan de tal manera que perdemos la oportunidad de hacer algo que tal vez (y casi seguro) nos aportaría algo positivo, y todo por situaciones y posibles repercusiones que ni siquiera existen. O sí, pero solo en tu cabeza, que es aún peor.
¿Sientes pasión por algo? Deja los "y si" enterrados bajo ocho toneladas de tierra y lánzate. No sirven de nada. Pero ¿qué pasa cuando estás bloqueado? A todos nos ha pasado, sobre todo a ti, personita creativa que me estás leyendo. Las crisis son normales, y aunque se pasa bastante mal incitan al cambio y a conocerte más en profundidad. Hay que sacar el lado positivo de ellas (para crisis ésta).
Hoy voy a hablarte de lo que me funciona a mí para salir de ellas.


1. No tengas miedo a rebuscar dentro de ti.
A todos nos asusta indagar demasiado en nuestros sentimientos, y más aún compartirlos con los demás. Nos hace vulnerables, y nos expone demasiado. Pues bien, si algo me ha servido a mí ha sido compartirlo. Habrá gente a la que le importe tres narices por lo que estás pasando, pero también habrá alguien que se sienta identificado contigo, y eso es muy especial, además de que te ayudará a conocerte aún mejor. Rebusca y vuelve a rebuscar. Si no encuentras aquello que te está frenando no podrás solucionarlo.

2. Si algo te bloquea céntrate en otra cosa.
Seguro que os ha pasado (a mí ayer sin ir más lejos) que tenéis algo entre manos, ya sea un proyecto, un trabajo o simplemente una idea en pañales, que os ronda en la cabecita pero que parece no tener sentido. No conseguimos nada dándole vueltas y más vueltas si estamos bloqueados. Ponte a ver una serie nueva, llama por teléfono a tu madre y cuéntale lo que hiciste ayer (o mejor no), redecora tu casa, haz un DIY que encuentres por Pinterest, ponte música y baila a lo loco. En definitiva: distráete lo máximo posible y deja de pensar en eso que te está atormentando. Funciona.

3. Haz algo muy aburrido.
Maldita monotonía... Que si fregar los cacharros, que si poner lavadoras y lo que es aún peor... ¡tener que tenderlas y luego doblar la ropa!, que si limpiar el polvo... Pues si de algo me he dado cuenta es de que ese tipo de tareas soporíferas me ayudan a inspirarme, como lo lees. Será porque se hacen sin pensar y de forma rutinaria, pero más de una vez me he sorprendido fregando la taza del desayuno y pensando en una idea a la que dar forma.

4. Corre un riesgo.
A ver, que yo aventurera poco, pero hay muchas cosas que me "aterran". Ve solo a un evento en el que sabes que no conocerás a nadie, inscríbete en un cursillo de macramé (o de puenting, si te va más ese rollo). Sal de tu zona de confort. Además de encontrar inspiración te sentirás tan bien contigo mismo que querrás seguir corriendo riesgos. Superar situaciones que nos crean ansiedad es muy satisfactorio.

5. Empápate del trabajo de los demás.
Esto no significa que vayas a copiar lo que hacen, creo que no hace falta que lo diga, pero ver el trabajo de otros artistas (fotógrafos, ilustradores, diseñadores, escritores...) y empaparte de él te va a sacar de ese bloqueo mental tan terrible, y te va a dar ganas de hacer mil cosas. 

6. Confía en lo que vales.
Tienes una crisis, vale, muy bien, pero vas a salir de ella. No te martirices, no te compares con nadie más, y piensa en todo lo que has conseguido anteriormente. De todo se sale y solo tú puedes cambiar lo que te está frenando. Haz las cosas con pasión y no dudes de que puedes llegar a donde te propongas.

Y con música todo irá mejor.





18 oct. 2015

Es domingo y llueve

Os voy a contar una historia. Mi intención hoy era escribir un post sobre fotógrafos/artistas que me inspiran y que me están ayudando en esta crisis creativa/existencial que estoy pasando (llueve y es domingo). Pero de repente empecé a escribir sin mirar qué escribía, sin saber si estaba conjugando bien los verbos o si tenía sentido algo de lo que estaba saliéndome por los dedos. Y lo leí, y no sabía que hacer. 
Lo último que sé es que le he dado a publicar, sin mirar atrás, sin modificar-me ni una palabra. Le he puesto una foto bonita de Antoine Beauvillain y me he desnudado, metafóricamente.




No siempre que aparezco por aquí lo hago con una idea en la cabeza, ni con ésta bien puesta. Hoy es uno de esos días que me recuerdan lo volátiles que parecen algunos momentos y lo perennes que pueden llegar a ser en nuestra memoria. 
No tengo ni idea de a dónde me llevará este post. Pido disculpas por adelantado si son un montón de fragmentos sin sentido, pero además de a una buena amiga hoy necesitaba escribir aquí. A vosotros, o a mí... no lo tengo del todo claro.

El cambio me aterra pero es curioso como lo busco a diario casi sin darme cuenta. No soy capaz de mantener mi atención en algo durante demasiado tiempo, de todo me aburro, todo me cansa... menos cuando algo se convierte en realidad. En pasión. En sangre en las venas.
Para mí eso es la creatividad, la fotografía y el arte. Para mí eso son las poquísimas personas que considero importantes en mi vida. 
Suena una canción al piano, es uno de mis vecinos tocando y se me empañan los ojos. Ni siquiera sé por qué. Escribo sin parar y me planteo si de verdad tendrá sentido lo que hago.

Y de repente la melodía cambia, el ritmo se acelera y me contesto a esa pregunta: lo tiene, y si no lo tiene ahora lo tendrá. Porque el ser humano es emprendedor y cabezota por naturaleza y porque todo lo puede, todo lo puedo. Todo.
Me repongo a un montón de vientos fríos y desagradables que me despeinan al pasar. Me repongo. De todo se sale y todo cambia. Y ya no le temo al cambio, será el piano. Ya no le temo porque a quien realmente tengo miedo es a mí después del paso del tiempo. Temo no haber luchado, no haber sido capaz de vivir por lo que amo. Y vuelve a acelerarse el ritmo del piano y ya, con lágrimas en los ojos, me doy cuenta de que si sufro es que me importa, y que cualquier cosa que haga con este pesar en las entrañas habrá merecido la pena.

Los días malos pasan y suceden, por suerte. Gracias a mi vecino, a mi amiga, y a la lluvia que moja el cristal.

9 oct. 2015

#workspace: Holden Centeno

Hoy os traigo el primer post de una nueva sección que se llamará #workspace. No, no me he devanado los sesos con el título, pero se entiende, ¿verdad? Aquí os presentaré a personas que considero interesantes, que tienen algo que contar, cuyo trabajo, personalidad o energía me inspiran. Pensé que una buena manera de hacerlo era metiéndome (y a vosotros conmigo) en su lugar de trabajo, algo que considero tan íntimo y personal. ¿Os apetece cotillear un poco? Gracias a Holden por permitirme entrar en su espacio. 

¿Quién es Holden Centeno?
"Un gilipollas (se parte de risa). Holden Centeno surge a raiz de una ruptura. Para llamar la atención de esa chica que me deja se me ocurre hacerme una cuenta de Twitter porque ella controla mucho las RRSS y pienso que es la única manera de llegar a ella sin darle el coñazo cuando ella no quería hablar conmigo. Es una locura para encerrarme. Ahora mismo no sé lo que es Holden Centeno. La gente dice que soy un escritor, otros que soy un twittero, otros que soy un gilipollas. Tal vez sea las tres cosas."

Sólo puedes elegir tres cosas de esta habitación, ¿cuáles serían?
"Lo primero que cogería es el ordenador para poder escribir, luego cogería mi guitarra y... (después de mucho pensárselo) este cuadro de Cortazar. Hizo un viaje con su piba desde París a Marsella y su mujer lo documentó todo. Lo que era un viaje que se podía hacer en unas horas lo hicieron en treinta días, y publicaron un libro: Los autonautas de la cosmopista."

¿Qué haces uno de esos días en los que la inspiración no aparece?
"Primero intento pelear, a ver si viene la inspiración y consigo sacar adelante alguna idea, y avanzar. Pero si veo que es un día de mierda y es imposible sacar algo lo que hago últimamente es irme al Retiro, me voy al estanque y me quedo allí tiradísimo, se ve un atardecer cojonudo... y ya está, y ya será otro día."
¿Qué haces cuando nadie te ve?
"Yo... lo que suelo hacer mucho cuando nadie me ve es hablar sólo pero no en voz alta, sino más bien con gestos. No sé si me explico (se vuelve a partir de risa). ¿No has tenido nunca esa sensación de haber querido decir algo en su momento y haberte quedado con las ganas? Gesticulo mucho. En plan ¡joder! ¡me habría encantado decir esto o aquello y no lo hice!."
¿Coleccionas algo?
"Se podría decir que colecciono mierda (risas y más risas). Colecciono todo lo que creo que puede ser decorativo (me enseña millones de cosas). Esta postal la cogí por la calle y la puse. Ahora colecciono muchos recuerdos sobre el libro, como cuando me hicieron la entrevista en RTVE, recortes... me hace gracia ver 'Holden Centeno' escrito."

Una canción y un grupo que te guste escuchar mientras trabajas.
"Canción: Dust and water, de Antony and the Johnsons.
Grupo: Vampire Weekend."

¿Te puedo preguntar cuál es tu situación actual con "la chica de Los Planetas"?
"(se ríe porque no me puede contar nada) Es una cosa que vendrá explicada en el próximo libro, cómo acaba la historia o si continúa... Yo escribí 'La chica de Los Planetas' con un final, no tenía pensado que la gente querría leer más. Yo puse un 'FIN'. Pero como ha sucedido algo real... puedo contarlo. Este próximo libro explica cómo ha sido para mí publicar y cuál fue su reacción. Fue muy impactante. Dos personas normales que... sin más viven algo así, es algo que no le pasa a cualquiera."

A mí solo me queda dar las gracias a Holden y desear que os guste esta nueva sección. Si queréis saber más sobre su historia no dejéis de pasar por su blog y su Twitter.
¡Hasta otra!





7 oct. 2015

Qué aprendí de ti

A veces es la vida y a veces nuestras decisiones. A veces son los impulsos. A veces tú. Hoy me asomaría a ese mismo acantilado solo para volver a gritarle al mar. Me cambiaste, me diste aire. Me robaste el corazón.
Como cuando tropiezas y un desconocido te da la mano. Así me enamoré de ti, Dublín.

  • Que lo que de verdad merece la pena te acaba encontrando, pero sólo si arriesgas.
  • Que a veces llueve pero siempre sale el sol. 
  • Que qué rico el Fish&Chips del Brazen Head.
  • Que puedo con más de lo que imaginaba, que ni la montaña más alta ni la nube de tormenta más oscura puede pararme si lo que quiero es seguir caminando.
  • Que si me hablas en gaélico me muero.

  • Qué es la amabilidad.
  • Que la música celta me ponía la piel de gallina pero ahora tiene significado.
  • Vikingos.
  • Que viajar te permite conocerte mejor. Que hacerlo contigo, Cris, fue lo más.
  • Que existe la magia y está en las pequeñas cosas.

No puedo decir que haya viajado muy lejos (ojalá y más a menudo), pero definitivamente Irlanda ha sido algo especial que nunca olvidaré. Volví a España renovada y con la seguridad de que algún día viviré allí, sea una semana, un mes o un año. Pero lo sé. 

Podéis ver más fotos de este viaje en mi cuenta de Instagram

2 oct. 2015

(Algunos de) mis instagramers favoritos. (I - ESPAÑA)

Para mí Instagram es mucho más que una red social: es amistad, inspiración y talento. Es una parte fundamental de mi vida. Por eso hoy quiero compartir con vosotros algunas de mis cuentas favoritas.
Dividiré este post en dos partes: hoy os muestro a gente que vive en España. Y desde aquí quiero decir: sigo a 527 personas (actualmente), por lo que imaginad lo difícil que me ha resultado hacer esta selección. #SufroComoGeno

¡Disfrutad!

1.
Me encanta ver la vida a través de los ojos de Erea. Es una de mis cuentas favoritas de Instagram desde hace mucho y por fin, hace unos meses, tuve el placer de conocerla, y es tan genial como me imaginaba.
Por supuesto no podéis dejar de visitar a Adrián, su pareja y compañero de fotografías y aventuras. Ambos forman un tándem perfecto junto a Zissou y Nemo, sus preciosos gatitos. Son sin duda una pareja con talentazo.


2.
Sergio es odioso (es broma). Así. Tal cual. Pero dejad que me explique. ¿Por qué digo esto? Porque no solo es tierno y entrañable, sino que además con su corta edad cuenta con una de las galerías más impresionantes que yo haya visto. Tiene sensibilidad, ojo fotográfico, y va a comerse el mundo. Yo a su edad subía selfies a Fotolog.

Desde aquí, y sé que me lees, solo puedo animarte a que sigas así porque vas a llegar a donde te propongas, pequeñajo.

· SERGIO ·

3.

Otra pareja de cracks es la formada por Anna y Daniel. Son creativos, divertidos, y sus composiciones son perfectas.


Con ellos realmente las palabras sobran. Club de fans YA. 


4.

Cuando descubrí la galería de Hugo me cautivó. Es diferente a las cuentas que suelo seguir, pero me transmite tanto... Tiene ideas totalmente alocadas que sabe plasmar con delicadeza y elegancia, y me encanta.


· HUGO ·

5.

Si de pequeña hubiese conocido a Jesuso habría dicho que quería ser él de mayor. También veterinaria, y astronauta. Me alucina cómo utiliza los colores, cómo compone, me pone de buen humor y me inspira. Me inspira muchísimo.


· JESUSO ·

Y hasta aquí el post de hoy. No descarto hacer una segunda parte de mis españoles favoritos, porque son muchos y me siento tan mal dejando a gente fuera... pero de momento os dejo disfrutando de estos artistas.
¿Qué os parecen? Geniales, ¿verdad?

Por otro lado, si tenéis cuenta de Instagram y queréis compartirla (o seguís a alguien que creéis que merece ser visto) contádmelo en los comentarios.
¡Hasta la próxima!