11 sept. 2016

Empezar de cero: ¡hola de nuevo, Youtube!


(foto)

¿Cómo haces para regresar a un lugar del que te has despedido? ¿Se puede desear volver a un sitio que no te hacía sentir del todo cómoda?
Las respuestas a estas preguntas son: volviendo y sí.

Hace unos meses me despedí de Youtube. Dije que no iba a volver. Hoy he subido el primer vídeo a mi nuevo canal.

Veréis… Lo echaba de menos, echaba de menos cómo me hace sentir compartir mis opiniones frente a la cámara, y echaba de menos un Booktube que no recordaba y que fue el que yo esperaba encontrar cuando empecé. Un Booktube que pensé que no existía cuando me marché. A mi vuelta (como consumidora, ya que dejé incluso de ver vídeos sobre libros) me he dado cuenta de que la comunidad ha crecido mucho y con ello han nacido canales de gente con la que me siento identificada, y es que ese fue uno de los mayores problemas que encontré durante “mi paso” por allí: sentí que se me había pasado el arroz. 
No quería ni quiero ser una Booktuber de manual. No quería ni quiero que nadie esperase nada de mí, y no quería (ajá, lo habéis acertado: ni quiero) ser un ejemplo de nada. Yo solamente quería hablar de libros, sólo eso.

Aquello me desbordó un poco. Sentí que había personas que concebían Youtube como algo mucho más importante de lo que yo lo hacía, y eso me abrumó. Por eso me marché. Algo que era un hobbie se convirtió en algo incómodo y sin sentido, así que creé este rincón. Aquí me sentía más segura, más libre de hacer lo que quisiera cuando quisiera. Sin horarios y sin más preocupaciones, porque bastantes tenemos ya “en la vida real”. Pero yo misma me di cuenta de que hay posts que quiero contar a la cámara y no sólo escribir, por eso quiero combinar ambas cosas.

Llevaba días pensando en volver, y ayer sentí un empujón en el culo muy grande -que me hacía falta- por parte de grandes personas en las RRSS, así que hoy empieza una nueva temporada. 
Pero con las cosas claras (y esto me lo digo a mí misma): grabaré cuando me apetezca, no voy a vivir por y para Youtube. Sigo sin desear esa fama que a veces aporta esa plataforma y que mucha gente busca, cosa totalmente respetable pero con la que no me identifico en absoluto, pero quiero compartir cosas con vosotros.

Y es que ya lo he dicho antes: yo solamente quiero hablar de libros.

Siento la chapa que os he metido, ni siquiera sé si habréis entendido algo porque ni yo misma sé explicarme. Gracias por el apoyo que me dais siempre siempre.

Nos seguimos leyendo por aquí y nos veremos, de vez en cuando, por allí


¡Muack!
 photo firma_zps75f07e14.jpg

9 sept. 2016

Los libros de mamá:
sus lecturas recomendadas.


Fui una niña que se crió entre el amor por los libros. Día tras día, desde que mi memoria es memoria, recuerdo a mi madre leyendo alguna historia. Eso hizo que siendo una niña devorase cualquier cosa que se me ponía en las manos, que Celia (de Elena Fortún) se convirtiese en mi mejor amiga, que me supiese de memoria los tebeos de Zipi y Zape o Mafalda, que pasase horas encerrada en el baño sólo porque allí tenía una gran biblioteca.
Gracias a Marisa, mi madre, he conocido alguno de los libros que hoy en día son mis favoritos: Ensayo sobre la ceguera, de José Saramago o Cometas en el cielo, de Khaled Hosseini. Así que si gracias a ella he descubierto esas maravillosas historias, ¿por qué no pedirle que nos recomendase más? Hoy os hablo -o, mejor dicho, ella nos habla- de los libros favoritos de mamá.


El dios de las pequeñas cosas, de Arundhati Roy. 
"Historia llena de historias, cargada de amor, pasiones, en una sociedad tradicional y clasista en la  que está patente el sufrimiento de las mujeres. Nos enseña que cada pequeña cosa, cada situación... influye en la construcción de nuestra vida".

La voz dormida, de Dulce Chacón.
"Un grupo de mujeres encarceladas, la dignidad y el coraje con el que se enfrentan a la humillación, la tortura y la muerte. Todas mujeres, todas valientes".

Mil soles espléndidos, de Khaled Hosseini.
"Kabul, Afganistán. Cuenta la historia de Mariam, una pobre bastarda -harami-. Una mujer sin derechos, un acuerdo matrimonial con alguien a quien no ama. Una historia de ayuda entre mujeres".


El efecto del aleteo de una mariposa en Japón, de Ruth Ozeki.
"Combina muy bien la cultura típica japonesa con el toque más occidental. Dos voces, dos tiempos. La Ruth niña que dice "tacos", y la Ruth adulta y convencional. Habla de bullying, prostitución, budismo, soledad... No hay acción sin reacción. Es imposible que una mariposa bata sus alas sin que afecte en algún lugar".

La casa de los espíritus, de Isabel Allende.
"Cien años de crónica, cuatro generaciones. Los personajes están vivos, tienen calor, sensibilidad. Hay amor, violencia, poesía, ambición... Realismo mágico lleno de historias mágicas".

Los hijos de la tierra (la saga completa), de Jean M. Auel.
"Recomiendo especialmente los primeros libros de la saga. Me encantó la historia de Ayla y Jondalar. Ayla, la mujer que habla con los animales emitiendo sus mismos sonidos. Jondalar, lobo, su mejor amigo. Historia de amor primitiva. Una forma única de conocer la Prehistoria".

Decidme, ¿habéis leído alguno de ellos? Y si no es así, ¿os apetecería hacerlo?
Ya sabéis que podéis recomendar libros en los comentarios, aunque en este caso, ¡tal vez podríais contarnos cuáles son los libros favoritos de vuestras madres!

Gracias por leernos.



4 sept. 2016

Monstruitos creativos #2


¡Estamos de vuelta! Sí, ya sé que soy solo una, es que cuando hablo en plural me refiero a mí y a mi morro de haber estado tanto tiempo sin actualizar este rincón. Perdonadme. 

¿Recuerdas "Monstruitos creativos"? Pues hoy te traigo el primer post de muchos, o eso espero. Es una iniciativa que creo que nos puede ayudar mucho a todos a sacar la parte más creativa de nuestros locos cerebros, y espero que poco a poco se sume más gente a esta sección. Pero, de momento, hoy comparto los trabajos de las valientes que se apuntaron al #1, y te enseño también lo que hice yo. ¡Empezamos!

Recuerda: había que crear algo que contuviese las palabras -elegidas aleatoriamente- "sangrar, cuchara, habitación, olas". No teníamos que incluir todas, podíamos trabajar con una, o varias, y no había límite a la hora de elegir el formato (fotografía, ilustración, collage...)


Patricia me cuenta que ha utilizado varios materiales (washitape, témperas, bolígrafo, acuarelas) para crear este collage en el que ha incluido las cuatro palabras. Toda una valiente. Me encanta el resultado, la textura que le da y el concepto que ha conseguido. Muy fan.

Paula se inspiró en el libro que estaba leyendo en esos momentos (Ritos Funerarios de Hannah Kent) y en la palabra "sangrar". Ambas os recomendamos esa novela porque es brillante, y no me extraña que le inspirase crear algo así. Ah, nos tranquiliza a todos añadiendo que "es mermelada de frambuesas y caramelo, que es lo amarillo", pero sigue dando el mismo yuyu, ¿eh? ¡Me imagino un montón de historias detrás de esa imagen!


Lansy se emocionó al ver la palabra "sangrar", dice que fue verla y volverse loca (damos fe, Lansy, damos fe). Me cuenta que es un dibujo del juego Fran Bow y que se relajó muchísimo haciendo rayas con el bolígrafo. Personalmente me encanta el monstruo de la pared, mucho mucho.


Elena no me cuenta nada de su ilustración pero ¿puede ser más divertida? Además, no sé por qué, me recordó mucho a Hora de Aventuras y pensé que podría ser perfectamente un personaje de la serie.  Me encanta. De todas formas... mira que me gusta el helado, pero esto de innovar con sabores como cocido madrileño, croquetas o sangre... no lo veo yo, ¿eh?

Y por último esto fue lo que me salió a mí. Utilicé dos palabras de la lista y la verdad es que me lo pasé teta, más que creando la fotografía, intentando relacionar las palabras entre sí y anotando ideas. Ha sido una experiencia muy divertida.

¿Qué te parece? ¿Te apuntas a la próxima? Pues aquí van las palabras aleatorias con las que trabajaremos este mes:


Tienes todo lo que queda de septiembre para hacer lo que quieras con ellas. 

No olvides que el fin de esta sección es divertirnos y poner en activo nuestras mentes, no es una competición, nadie te va a juzgar y lo importante es el proceso creativo y no tanto el resultado. 

¿Te apuntas?
  • Mándame tu trabajo con el asunto "monstruitos creativos" (si estás inspirad@ y quieres mandarme más de uno ¡puedes hacerlo!) a holalualunera@gmail.com contándome lo que quieras y  añadiendo tus RRSS (solo si quieres) para que la gente pueda conocerte. 
  • El plazo finaliza el último día del mes, en este caso el 30 de septiembre.
  • "Monstruitos creativos #3" se publicará a principios de octubre.

Y ahora... ¡a crear todo el mundo!